lunes, 7 de agosto de 2017

6 de agosto de 2017

     No sé como comenzar a escribir una despedida que lo es y no lo es a partes iguales.
     No sé como disculparme mientras te transmito todo lo que te quiero. Como decir que lo siento sin parecer simple y llanamente egoísta...
Escucho tu respiración y echo de menos tus ronquidos y tu hipo. Hace tiempo que no apoyas la cabeza en el sofá buscando una caricia y que no pones toda tu bocaza sobre mi pantalón reclamando mi atención y dejándome, ya de paso, tu marca favorita de babas; me he dado cuenta, aunque no lo creas y supongo que es por la edad (como cuando dejaste de chupar los cristales de la entrada al salón mostrando los dientes para hacernos reír) Supongo que la vejez nos hace perder algunas costumbres. Es así.


    ¿Te he dicho que te quiero? Si, desde el primer momento en que te vi. Me robaste algo; o no, mejor dicho, me deje robar un trozo de mi misma, una parcelita dedicada a tus ojos y tus picardías. ¿Pero como no me ibas a enamorar con esas pintas de peluche? Te acomodaste en casa como si no fuera un lugar extraño que habías pisado por primera vez. Y hoy, fíjate por dónde, te querías ir para ahorrarnos la despedida.
Perdonanos Oso, la condición humana es así, decidimos por y para vosotros, ya sea desde el amor o la maldad, aunque bien sabes que tu has mandado en nuestros corazones; y siempre nos hemos dejado guiar por el amor.

    Te oigo de intentar levantarte, supongo que la costumbre te hace ir arrastrándote al pasillo ¡uno de tus lugares favoritos!
Nunca hubiera querido esto para ti, de verdad, has empeorado tan de golpe... Pensaba que tendríamos unos días más para hacerlo bien.

    Te escribí un cuento; no lo sabes, ya lo sé. Ni siquiera vas a saber lo de esta carta, pero has sido muy bonito para mi y te mereces cada línea, casa sentimiento, cada punto.
Fuiste capaz de hacerme reír a carcajadas cuando, hace años, perdí la risa. Pero aquél día, gracias a ti, supe que estaba formada por risas y que las necesito para vivir. Me has hecho muchísimo de reír; tu descaro, tu bobaliconería, tu mal carácter y tu forma de preocuparte así, a lo bestia, sin delicadezas ni tonterías. Tu sencillez y que de lo bueno, eras tonto. Nuestro tonto. Te quiero tanto.



    Las miles de fotos me impedirán olvidarme del brillo de tus ojos, o de la postura de gran señor con la que siempre nos mirabas por encima del hombro. El rey de mi corazón. Eres uno de los amores de mi vida, con babas incluidas (sigo pesando que las teníamos que haber patentado, como las babas de caracol)

Creo que ya estas en la zona del pasillo que querías, has rascado el suelo y tu respiración parece más tranquila. La casa no será la misma, mi Oso Mohoso, porque ya no nos impedirás que salgamos por la puerta con tu cuerpazo, ni nos mirarás con indignación cuando, sin querer, te hemos pisado la cabeza o el pelo porque pareces una alfombra negra en mitad del salón o el pasillo.


    Nos has regalado tiempo, lo sé, pero creo que se me ha escurrido de entre los dedos, y me pregunto si, a pesar de haber fallado tantas veces, en general, lo hemos hecho bien. Creo que si. A veces.

7 de agosto de 2017

    Te has ido muy rápido. El cansancio de la vida, supongo. Nueve años y medio en un perro de tu raza, envergadura y peso, no es moco de pavo.
No te has resistido, tu respiración no se ha alterado y estabas tan fresquito después del baño... Creo que ha sido el mejor momento.
Ha venido mucha gente a despedirte ¡y es que te hacías de querer, cabroncete!

    Pero ahora a la casa le sobra espacio, el salón tiene demasiado suelo y el pasillo es demasiado largo sin ti.
No creo en cielos Oso, no creo en espacios a los que ir al morir. Creo en energías que se dispersan y/o acumulan a necesidad.
Tu te has dispersado, hay un poco de ti en casa, en todo ese espacio que a mis ojos parece vacio; otro poquito esta en el campo y también en cada cosa que es tuya.

    Tu energía siempre ha sido muy familiar, eras feliz en casa. Boris por ejemplo, era una energía salvaje, Lua una energía indomable e Ikky un rayo de sol con una energía calmante y positiva.
Ya hablaré otro día de Sholty y Kyria.

Tus mirada era preciosa y tu costumbre de comerte el papel de mis mocos un poco asquerosa, la verdad. Aunque si me pongo a recordar cosas asquerosas que han pasado por tu tracto digestivo, hijo mío no sales bien parado, Yara es testigo de ello.
Creo que no voy a saber elegir entre el recuerdo más bonito, el más divertido o el mejor; reconozco que estoy tan cansada que me cuesta pensar en algunos, pero es cuestión de tiempo, poco a poco irán surgiendo, la memoria es así.
Recuerda que el vacio que has dejado dentro de mi es proporcional a tu tamaño. Enorme, como tus patazas, tu cabeza, tu cabezonería... Me encantaba tu personalidad, si hubieras sido humano Yara y yo teníamos claro que hubieras sido un sinvergüenza.





Mama lleva razón, es todo más fácil. Y más triste.





















Eres mi Oso Rey
 










miércoles, 5 de julio de 2017

Bruj@s y lob@s hoy estoy aquí para presentaros el nuevo videoclip de mis amigos los Yeska

Partiendo de la base que no he participado en el videoclip por olvidadiza (íbamos hacer un vídeo Yara y yo, pero como se fue para Islandia, reconozco que se me piro de la perola) intentaré aportar mi granito de arena haciendo llegar su música a tod@s los que me leéis.

La escritura traspasa fronteras, la música también, por lo que aquí os dejo el vídeo.
El enlace a su web lo tenéis arriba en su nombre ;-)



Si, si, no me olvido de que os debo una entrada por mi cumple, pero me falta tiempo para sentarme tranquila frente al ordenador y conseguir dar forma a todas las ideas que pululan por mi mente.
Este mes sin falta, de verdad...Prometido lob@s y bruj@s.


¡¡Disfrutar la semana!!

viernes, 23 de junio de 2017

Hola mis querid@s lob@s y bruj@s.
Tengo una entrada a medio escribir por motivo de mi cumpleaños (que fue el día 16) pero como esto es algo más rapidito voy a publicarlo antes:

El día 21 fue la festividad de Litha. La fiesta del fuego, de la fertilidad, del comienzo del verano y de la mujer.
Si, habéis leído bien, esta fiesta esta muy ligada a la esencia femenina, a la abundancia y la belleza de la tierra.
El portal entre mundos es más fino, como en Samhain, por lo que hay que aprovecharse de la magia de la noche y la luna.
Es posible que tú seas más de San Juan (noche del 23) pero no importa, en realidad la religión cristiana quiso hacer desaparecer una festividad pagana colocando a un santo en su lugar, pero las tradiciones vienen a ser lo mismo: Hogueras, bailes alrededor del fuego. Saltos por encima de las brasas, deseos que se queman en las llamas y agua, para bañarnos en ella y disfrutar.


En casa siempre hemos celebrado la noche de San Juan, pero reconozco que cada vez soy más consciente del día de Litha.
Así que os animo a disfrutar de la magia de estas festividades, a ser conscientes de la entrada del verano y del poder que tiene cada estación en nosotros. Nuestro ritmo de vida y nuestras rutinas se modifican, algo en nuestra mente cambia con cada solsticio y equinocio.

No me digas que tú no te has dado cuenta ;-)




jueves, 1 de junio de 2017

Hola a tod@s mis lob@s y bruj@s malvad@s!!!!!!!

Como ya supongo que imaginais por todo lo que escribo, tengo varias filosofías de vida, pero la primera que aprendí es que reírse de uno mismo, sonreír y sacar lo positivo de casi todas las experiencias es de las pocas cosas que nos van hacer bien en la vida.
Hay sonrisas que duelen, lo sé, no me puedo engañar a mi misma; pero dicen que reír a carcajadas alarga la vida y también que esa vida se hace más dulce, aunque a veces no lo parezca.

¿Y por que hablo de todo esto sin ningún tipo de presentación previa? Porque reírse de uno mismo es la clave para superarse y aprender y hoy, además, os traigo un vídeo que lo demuestra.

En el susodicho vídeo vais a vernos a mi hermana Yara, mi prima Jessica y yo respectivamente. ¿Haciendo que? el mongolo  básicamente ¡¡pero y lo bien que nos lo pasamos!!
Mas que por reto lo hicimos por divertirnos y pasar una tarde divertida y si que fue divertida, si....

¿Habéis leído a Harry Potter? ¿Sabéis lo que son las grajeas mágicas? En el libro hablan de una chuchería parecida a las habichuelas con diferentes sabores, unos buenos y ricos y otros...ejem...desagradables y vomitivos.
Después de saber eso ¿os pensáis que no me apetecía hacerlo? ¿Que sería de la vida sin estas pequeñas aventuras gustativas? jajajajaj

Os dejo con el vídeo para que os riáis tanto como lo hicimos nosotras.
(El vídeo real duraba 45 minutos, pero después del trabajo de edición que hizo Yara se quedo en unos 12, así que no os alarméis jejej)


viernes, 12 de mayo de 2017



Ya empiezo a notar tu ausencia, una semana y pocos días después, comienzo a sentir el silencio que has dejado.
Si, si, ya sé que no eres una persona ruidosa o demasiado habladora, pero eres dueña de un sonido único que sólo se encuentra en tu presencia. Una melodía propia. Un zumbido peculiar que lleva tu marca de agua y resuena en las paredes, propagándose. Pero esta vez este eco tuyo ha tardado en calmarse, por el ajetreo de estas últimas semanas, supongo. Ahora descansa en los rincones de la casa, en el suelo, esperando que lo remuevas con los pies descalzos cuando vuelvas.

Me pregunto porque no lo sentí la primera vez que te fuiste.
Si lo pienso detenidamente sospecho que fue por la novedad. Notaba que no estabas, por supuesto. Pero lo notaba más de forma física: tu hueco en el sofá, la falta de los toques en la pared que nos separa al dormir, tu disposición en la cocina, tu manera de dar voces cuando estas eufórica...
Pero ahora, esta vez, hoy, profundizo un poco más en esta sensación ¿será la edad? No, no creo, aún no he cumplido los 29 (aunque ya queda poco)

No sé que será, aunque si te soy sincera me he dado cuenta mientras iba por el pasillo pensando en vestirme para irme al curro. Ese es el glamour que tengo ¡ya ves!
Ayer hablaba contigo de que aún no siento que te hayas ido para todo el verano, si no que me parece más bien que estas de vacaciones, y hoy, sin esperarlo, me encuentro con que la casa esta demasiado en silencio.
Me pregunto que sonido tengo yo y que personas lo sienten ¡si es que este desvarío mío es real!
El tuyo es armonioso, de esos que no molestan y que pasan a formar parte de los cuerpos de los demás, como el bombeo del corazón, que ya sólo lo sentimos cuando palpita frenético, pero no cuando lo hace de forma calmada, minuto a minuto, segundo a segundo, tooooodo el día.

Es extraño pensar en que tienes o tenemos un sonido que nos hace únicos, aunque no es tan extraño si piensas en la sinestesia y en la melodía de los colores.
Hace años oí hablar de ello y hoy he vuelto a leer sobre eso en un libro. Curioso ¿no?

El caso es, señorita, que ya empiezo a echarte en falta.
Una cosa normal, supongo.
Pero mi cerebro ya no puede dar mucho más de si, es tarde y la cama me atrae como un imán mientras Morfeo me azuza hablandome al oído.

Te quiero canija.








martes, 25 de abril de 2017


Queridos lob@s y bruj@s ya os he hablado de los invisibles de Islandia, de sus guardianes colocados en cada punto cardinal, de que Yara (Volando con mis propias alas) emprende una nueva aventura hacia tierras azules el día 2 de mayo, pero me queda hablaros de unas poquillas cosas más.
Principalmente de otro ser que se mueve entre las sombras y las luces de este país nórdico salvaje e indómito.
¿Sentís curiosidad? ¿Intuis de quien voy hablar?

La primera vez que leí sobre ellos tenía entre mis manos el libro de "el hijo de la hechicera" de Catherine Fisher.
Recuerdo como la nieve cubría cada frase del libro, como el viento rompía el silencio de los bosques de abetos, el aullido de los lobos hambrientos, el batir de las alas de los cuervos y ellos, como sombras entre los árboles, vigilantes y atentos....Los trolls.

Trolls en Reikiavik

De la mano de Tolkien vi su estupidez y lo malos que podían llegar a ser; de películas y series me sorprendió comprobar que tenían una malsana costumbre de comer niñ@s y adultos si se terciaba.
Pero no todas las historias que pululan a su alrededor son negativas... Cuentan también que son seres sensibles, que se comportaran contigo tal cual sientan que tu te comportas con ellos.
Íntimamente ligados a la naturaleza, protectores, descendientes de gigantes y algo grotescos a veces, aunque de las mujeres troll dicen que son muy elegantes ¡¡¿Quién llevará razón?!!

Cuentan que un poeta vikingo llamado Bragi Boddason se encontró con una mujer troll en el bosque y le dijo esto:


Troll kalla mik
tungl sjötrungnis,
auðsug jötuns,
élsólar böl,
vilsinn völu,
vörð náfjarðar,
hvélsvelg himins.
hvat’s troll nema þat?

"Me llaman troll, 
roedora de la Luna, 
gigante de los vendavales,
maldición de las lluvias, 
compañera de la Sibila, 
arpía nocturna errante, 
tragona del pan celestial
¿Qué es sino un troll?”

Todas las imagenes se pueden encontrar en google, aunque esta es originaria de "adictos a los viajes"


Hay un lugar de belleza extraña en la costa sur de Islandia llamado Vik.
La arena de su playa es negra, las olas, al amanecer y al anochecer, golpean con fuerza la tierra. En el horizonte, entre los azules islandeses se erigen monolitos de casi 66 metros de alto; los Reynisdrangur, los llaman. Trolls a los que el sol sorprendió desprevenidos convirtiéndolos en piedra. Figuras misteriosas, guardianes silenciosos del océano que habitan ¿la luna les dará la vida que el sol les arrebató?

Sigamos indagando en la maravillosa isla nórdica... He leído que hay que tener cuidado con los círculos de hadas, algunos creen que es peligroso entrar dentro, otros, por el contrario, dicen que si te atreves a meterte en uno de ellos en las noches de luna llena las hadas te transportaran al lugar de donde vienen ¡¡un viaje económico vete tu a saber donde!!

Y si eres de los que les gusta viajar al pasado entre magia, ocultismo y morbosa oscuridad (como una servidora) no deberías perderte el Museo de Magia y Brujería de Hólmavík.
Allí podrás enterarte del significado de infinidad de símbolos, ver cosas que nunca hubieras imaginado y descubrir hasta donde podían llegar los pactos entre amigos en la antigua Islandia.







Querida Yara, ¿recuerdas cuando te hablé de los leprechauns irlandeses? Esta vez te he hablado de los Trolls, porque quiero que te protejan casi tanto como lo hicieron los duendes de la isla esmeralda. 
Que los seres que te esperan en tu nueva aventura te toquen con su magia. Y que el azul islandés te traiga sosiego. Que sus parajes hagan salir a esa pequeña Yara que asoma en tus sonrisas; que sus gentes te contagien de su fortaleza. Que el salvajismo de la isla calme al caballo desbocado que remueve y agita tus tripas; que te enfrentes a una nueva tú, la que se va formando con cada decisión que tomas, la Yara que se mueve por aventura, curiosidad y corazón; si, corazón, el mismo del que hablamos con melancolía, con escozor de ojos y que sabemos que no cambiaríamos por ningún otro. Porque por mucho que mama se queje a veces por todo lo que la preocupamos, nuestro corazón, nos hace fuertes. 
Nos permite currarnos esa inteligencia emocional que duele pero nos hace más grandes. Nos hace amar "bien", a pesar de todo y eso es lo que importa. 


Mis lob@s y bruj@s, como podéis ver he re-bautizado la sección de mi hermana; ya no es aupair, por lo que merecía un nombre más acorde a ella.
Os encontráis en un nuevo mundo. El terreno dedicado a la Migración del gorrión













sábado, 1 de abril de 2017

Los amigos quieren bien, aunque a veces ni se percaten de ese sentimiento que crean en ti.
Los amigos dan una de cal y otra de arena, no porque quieran hacerte daño, sino porque quieren hacerte pensar cuando te vas de madre y dejas de ser tu mismo.
Los amigos te hacen reír aunque no te apetezca. Y te hacen olvidar lo que te había robado las ganas de sonreír.
Los amigos te dan en "las matauras" como digo yo, para que espabiles, aprendas y vuelvas a ser tu mismo.
Los amigos son esa familia que se ha cruzado en tu camino, en tu vida y a veces te la vuelven del revés, porque es más divertido de esa forma.

¿Sabéis lo que es el "hygge"?

Es el término utilizado por los daneses para definir el concepto de la felicidad que reside en lo cotidiano, en el día a día.
El "Hygge" son instantes que disfrutamos, momentos que se graban a fuego en la retina y más profundamente. Es el hogar en cualquier  lugar del planeta, la calma...

Los amigos son mi hygge, aunque no siempre los disfruto, ni estoy a la altura.
Pero los amo, si, los amo mucho, porque han aparecido sin buscarlos, se mantienen sin merecerlo y seguirán cuando nos arruguemos. 

Mis amigos huelen a hoguera, calientan con los rayos del sol de un día de primavera y de fondo, en mis recuerdos, siempre suenan guitarras y canciones a media voz.
Y para ellos nunca faltará la cerveza...



 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff